Slide background

¿Me puede ayudar el coaching?

Aqui tienes una sencilla prueba que te puede informar. Pincha sobre los botones del 1 al 5 y obtendrás una puntuación al final. Cuanto más alta sea estarás en mejor disposición para que te sea de utilidad en este momento.
Si nos envías tus datos, nos pondremos en contacto contigo
Por favor, rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo:
Please wait...

Novedades

Testimonios

  • “Mi vida tuvo un antes y un después de este proceso. Cuando comencé estaba en un punto de inflexión en mi trayectoria profesional. Puedo decir que ese declive al final se transformó en un regalo, pues mi rumbo dio un giro de 180 grados, que situó mis capacidades y talentos en un nivel de coherencia con lo que se convertían en mis nuevas metas. Descubrí en el camino las fortalezas de las que no era consciente y que se transformaron en aliados para misobjetivos, los miedos se fueron diluyendo a medida que incrementaba mi confianza.

    Raquel Hernández Rodríguez, Madrid
  • Cuatro ojos ven mas que dos. Si necesitas un procedimiento sistemático de apoyo, que te permita identificar otras alternativas no consideradas y que te proponga ejercicios y tareas para que te ayuden a generar los hábitos necesarios, para ayudarte a que tu mismo encuentres la solución que necesitas, el coaching es una disciplina que necesitas. No lo dudes.

    L. Miguel Rodríguez, Madrid
  • Personalmente valoré el compromiso y la calidad del servicio, tenía miedo de encontrarme con una manual de recetas fáciles y sencillas dirigidas a todos los públicos y cuando lo que yo realmente necesitaba era “un traje a medida” Un servicio que es altamente recomendable para buscar y transformar el potencial que cada uno de nosotros llevamos dentro en un camino de felicidad y de éxito. La contraindicación que yo añadiría es que ya nada vuelve a ser como antes, al menos en mi caso.”

    Raquel Hernández Rodríguez, Madrid
  • “Quedarse sin empleo con una cierta edad. Ufff …  Todo un trago por llamarlo de algún modo. Son muchos los sentimientos que se agolpan cuando van transcurriendo los meses y todo sigue igual… Pero, ¿Realmente todo sigue igual?  En mi caso esa mezcla de sensación de estar dispersando esfuerzos y una cierta sensación de culpabilidad asociada se fue transformando. Me hice más consciente de las distintas posibilidades que tenía y a las que nunca había prestado atención. Este proceso me arropó de alguna manera y pude definir una meta concreta a la que conseguí  llegar aprovechándome de todas mis capacidades.”

    Alberto Fernández, Bilbao